En el camino

jueves, julio 30, 2009

Cuando viajo lo hago ligero, sin itinerario, sin rutas que marquen punto a punto el recorrido, sin horarios, solamente con un destino que puede ser perfectamente prescindible.

Un camino diferente no significa "Una mala decisión", por el contrario, éste abre un mundo nuevo de posibilidades.

Así, en el camino, una desviación no tomada en su momento me mostró ciertas imágenes...


Tepeyahualco, Puebla.

Ruinas de un molino de adobe en medio del campo.



[Carrie - Feeding little dogs]

4 vituperaciones:

mickemeda dijo...

A mi lo que me gusta de los viajes, es observar y disfrutar todo el camino antes de llegar al destino, siempre hay muchas cosas interesantes que ver, paisajes muy padres, caminos que se fusionan con cielos, tantas cosas, definitivamente disfruto mucho las trayectorias de un viaje, debo aprender a viajar ligero, siempre cargo hasta lo más inútil u__u

mujerguerrera dijo...

Excelente!
Me encantan tus fotos y el texto es sincero... los caminos se bifurcan y abren muchas posibilidades!!

Dreamer Ed dijo...

hermosos colores los d la foto
:]
muy buena

uuu ya me dieron ganas d vaijar

jeje en efecto, ese no es mi blog, es este:

http://edmundo-eddy.blogspot.com/

pero ya lo cerré

saludos, q ands bien

Mar Koan dijo...

amigo ...muy pronto voy a pedirte un favor muy grande, que tiene que ver con tus maravillosas fotos...




metallica - turn the page