A poco soy choro?

lunes, abril 11, 2005

Como podran saber algunos de los que visiten mi blog y que vayan con migo en mi salón, la maestra de Info IV nos deja unos controles de lectura de un Libro de Nicolas Negro Ponte; Ser digital, cada semana, bueno y para los que no vayan con migo ya lo saben, Pues la maestra un buen día nos advirtió -El jueves es su última oportunidad para entregar los controles atrasados. Iban con el control N°7 cuando yo apenas había entregado el control N°4, -En la madre-Pensé-. Pues que consigo las copias y que me pongo a leer el contro 5, pero para cuando lo había terminado ya era demasiado tarde y me faltaban el 6 y 7, entonces me formule una pregunta y llegue a una respuesta que ni los mísmos grandes filósofos Griegos hubieran cuestionado -En verdad tu crees que la maestra lee los controles?? Na!!!. Y que me pongo frente al computador a soltar un choro, sin siquiera haber leido una página del contro, finalmente todos los controles hablan de bit en distintas modalidades.

Pues sí señor, señorita, caballero, adolescente, hoy le traigo a la No-venta el documento original, sacado desde la computadora del mismisimo Ulises, que le contiene el control de lectura N°6, único y exclusivo de la matería de Info. IV a la No-venta sólo en la ciudad de México, con todas las faltas de ortografía e incongruencias con las que fue elaborado originalmente. Sí mire usted se lo va a llevar con sólo seguir leyendo éste blog...


Lectura N ° 6

Los bits hoy más que nunca, pero menos que mañana, están presentes en nuestra vida diaria, en esa vida rutinaria, en la que nos despertamos, nos bañamos, vamos a la escuela, o trabajos, hacemos tarea, y nos dormimos, esto es a grandes rasgos, pero en medio de éstas aparentemente sencillas acciones, convivimos con miles de bits, se hacen parte de nuestra vida, los cargamos en nuestros bolsillos, los tenemos en el escritorio, en los transportes, y aunque no nacimos con ellos, en el momento en que nos los quitan por un día o por unas horas, sentimos que nuestro mundo se viene abajo, nos sentimos desprotegidos, tenemos miedo, será bueno? será malo?, quién sabe, tal vez ni bueno ni malo. Cuantas veces nos ha pasado que en la mañana se nos hace un poco tarde, y justo en el momento en que estamos cruzando la puerta para salir a la calle nos damos cuenta que hemos olvidado el celular, si contamos con un poco más de tiempo, podemos regresar por él, pero en ese momento los bits ya nos han hecho actuar de una manera que no lo hubiéramos hecho si no estuviéramos tan acostumbrados a ellos, pero si no contamos con ese preciado y diminuto tiempo para regresar por el celular, el resto del día nos la pasamos pensando, preocupados, -¿Qué tal si me llama alguien, chin no me va a encontrar!!. Cuando para la mayoría de gente hay días en los que no se recibe una sola llamada, ni siquiera un mensaje de texto que son tan baratos y cuando llegamos de regreso a casa una de las primeras cosas que hacemos es correr por el celular, prenderlo y revisar si alguien nos trató de localizar, para llevarnos la no-sorpresa de que no, nadie llamó, nadie mando un mensaje.

Conozco a mucha gente que le ha pasado e inclusive a mi me ha pasado, es gracioso, dependemos, no totalmente pero sí un poco, de algo con lo que no hemos nacido, de algo con lo que vivimos muchos años sin siquiera conocerlo y no por eso nuestra vida era mejor o peor.

Sólo era distinta, y no nos dábamos cuenta.

2 vituperaciones:

Gabo BC dijo...

"Sí mire usted se lo va a llevar con sólo seguir leyendo éste blog..."

Que buena introducción.

Y sí, eres choro. Pero como esta eso de que los bits estan presentes cuando nos bañamos. Choro, choro.

gbl

Vladimir dijo...

Y yo que si hago mis controles bien y como no tengo tinta en mi impresora hasta los hago a mano...
mejor a hechar choro y a disfrutar de la gueva